Doctora Victoria Scholz

COSAS QUE AYUDAN:

TERAPIAS COMPLEMENTARIAS

El cáncer en nuestro tiempo es una enfermedad mas frecuente de lo que nos gustaría, pero por suerte, gracias a los modernos tratamientos tanto médicos como quirúrgicos el porcentaje de curación aumenta cada día.

Sin embrago la exposición a dichos tratamientos hace que nuestro organismo sufra un importante deterioro que incluso, a veces, nos impide tener una vida plena y satisfactoria.

Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan un “reinicio” para volver a funcionar, si cabe, incluso mejor que antes de que todo comenzara.

Nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro sistema inmune se convierten en el principal objetivo de nuestra actuación y nuestra mejor arma para luchar contra la enfermedad y sus complicaciones

Es necesario la recuperación del estado físico , emocional y estético . Para ello necesitamos:

  • Disminuir la fatiga provocada por la enfermedad y sus tratamientos
  • Mejorar el estado inmunitario para prevenir las recaídas
  • Mejorar el dolor articular y óseo generalizados y la perdida de movilidad de las zonas tratadas
  • Evitar la perdida de masa muscular y ósea para evitar complicaciones a largo plazo
  • Pérdida/aumento de peso para mejora de la salud y la estética .

 

Nuestras principales armas son el control nutricional y la actividad física dirigida personalizada y ayudado por la fisioterapia y el apoyo psicológico, fundamentalmente.

Pero también se ha visto el beneficio de otras actividades como son la meditacion , el Reiki, la arteterapia, la biodecodificacion, la acupuntura… pueden ser armas mas o menos útiles para complementar los tratamientos médicos y mejorar los resultados de bienestar y recuperación del paciente

ALIMENTACIÓN

Cosas que ayudan

Es la interacción entre la nutrición y la inmunidad para ,suplementar la alimentación con determinados nutrientes para reforzar el sistema inmunitario tanto de forma preventiva como recuperativa para:

  • Preservar la salud
  • Prevenir complicaciones derivadas de los tratamientos médicos y quirúrgicos
  • Mejorar la recuperación tras los mismos
  • Disminuir la probabilidad de recaídas

La nutrigenómica proporciona un conocimiento molecular (genético) sobre los componentes de la dieta que contribuyen a la salud a través del estudio de la constitución genética de cada individuo.

  • Nuestros genes influyen en las preferencias alimentarias y tolerancia a las mismas
  • Podemos detectar a través de la nutrigenómica los alimentos con beneficios directos sobre nuestra salud
  • Se aplica también para detectar la nutrición óptima requerida por el cuerpo para prevenir el envejecimiento de las células

Para ello utilizamos un TEST Nutrigenómico que nos permite tener dicha información a través de un informe personal a partir de los genes estudiados.

Una dieta saludable tiene que reunir las características siguientes:

  • Completa: debe aportar todos los nutrientes que necesita el organismo: hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua. 
  • Equilibrada: los nutrientes deben estar repartidos guardando una proporción entre sí. Además hay que beber de 1,5 a 2 litros de agua al día. 
  • Suficiente: la cantidad de alimentos ha de ser la adecuada para mantener el peso dentro de los rangos de normalidad .
  • Adaptada a la edad, al sexo, a la talla, a la actividad física que se realiza, al trabajo que desarrolla la persona y a su estado de salud. 
  • Variada: debe contener diferentes alimentos de cada uno de los grupos (lácteos, frutas, verduras y hortalizas, cereales, legumbres, carnes y aves, pescados, etc.), no solo porque con ello será más agradable, sino porque, a mayor variedad, habrá también una mayor seguridad de garantizar todos los nutrientes necesarios

En cuanto a los suplementos, diversos estudios han demostrado que los suplementos alimenticios pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de una persona que padezca alguna enfermedad  como diabetes o hipertensión ya que son coadyuvantes al tratamiento médico, obteniendo así mejores resultados en su salud.   

 

Sin embargo es imprescindible saber cuales son las necesidades reales para cada persona y en que dosis, así como la seguridad sobre el producto que vamos a tomar.

 

Por eso se hace imprescindible una valoración individual para obtener el resultado adecuado sin incurrir en problemas y complicaciones de un aporte excesivo o no necesario, utilizando además productos con garantías de los fabricantes.

 

ACTIVIDAD FÍSICA

Cosas que ayudan

El ejercicio físico no estresante ha demostrado grandes beneficios para la salud en general y en procesos y tratamientos oncológicos en particular.

El ejercicio provoca la producción de sustancias químicas en el organismo, como son las “endorfinas”, que no solo producen sensación de bienestar , sino que, además, producen un efecto cascada sobre el sistema inmunitario tanto por las propias endorfinas como por el efecto “desestresante” sobre nuestro cerebro y nuestras emociones.

Actividades como el yoga, Pilates o taichí combinado con un ejercicio aeróbico moderado como natación, bicicleta o caminar , no solo permiten al organismo que se esta sometiendo a un tratamiento mantenerse activo, sino que además aumenta la velocidad de regeneración celular ayudando a la recuperación del mismo a dichos tratamientos.

Además, teniendo en cuenta que un proceso oncológico es una enfermedad que afecta al sistema inmune del individuo, es necesario , para ayudar a no recaer mantener dicho sistema inmune lo más activo posible y para ello el ejercicio físico adecuado hecho con moderación y con frecuencia es imprescindible.

  • Si eres activo tu inmunidad aumenta y con ello disminuye la posibilidad de padecer infecciones
  • Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, hipertensión arterial, así como alteraciones de los lípidos en la sangre.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como la demencia (Alzheimer)
  • Disminuye el riesgo de desarrollar tumores, (principalmente aquellos dependientes de hormonas), así como el menor crecimiento de los tumores.
  • En las enfermedades alérgicas, que son una alteración de nuestra inmunidad, disminuye el estado de inflamación y se controla más fácilmente la alergia

 

 

http://aeyi.org/

http://sincrobox.es/

FISIOTERAPIA

Cosas que ayudan

La Fisioterapia se entiende como un conjunto de técnicas que se le aplican a una persona con el fin de prevenir lesiones o completar un proceso de rehabilitación ante algún traumatismo.

La Oncofisioterapia o Fisioterapia Oncológica es la especialidad que se encarga de tratar y prevenir las síntomas físicos derivados del proceso oncológico mediante terapia manual, ejercicio físico y educación.

El principal instrumento para el tratamiento de dichos síntomas es la Fisioterapia Manual que contempla técnicas y manipulaciones manuales de normalización de tejidos blandos en contracturas, cicatrizes, adherencias, capsulitis, linfedema, etc.

Realizar una adecuada valoración tanto antes, durante o tras el tratamiento es fundamental para prevenir complicaciones a largo plazo y para una mejor recuperación tras dichos tratamientos

La rehabilitación funcional comprende el conjunto organizado de actividades, procedimientos e intervenciones tendientes a desarrollar, mejorar, mantener o restaurar la capacidad funcional física, psicológica, mental o social para que las personal puedan desempeñarse adecuadamente en su ambiente físico, familiar, social, laboral, etc.

La fisioterapia se ocupa principalmente de la recuperación física

la recuperación funcional es un plan de asistencia que tiene como objetivo alcanzar el grado óptimo de recuperación

PSICOLOGÍA

Cosas que ayudan

La inmunodepresión está relacionada con un aumento en el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. El estrés mantenido a largo plazo se relaciona con un estado de inmunodepresión y con otros procesos relativos a la carcinogénesis.

Estudios clínicos indican que el estrés, la depresión crónica, la falta de apoyos sociales y otros factores psicológicos pueden influir en el inicio y progreso de la enfermedad.

Este salto del plano de la salud mental al plano de la salud física es explicado debido a la relación entre estados subjetivos y el funcionamiento del eje Hipotálamo-Hipofisiario-Adrenal.

El cáncer no sólo afecta al cuerpo sino también a la vida emocional, por ello, muchos recurren a terapia psicológica para pasar por el proceso. Algunos estudios sugieren que esto podría tener un impacto positivo en la tasa de supervivencia

Otro motivo para recurrir a la terapia psicológica es, simplemente,  ayuda para pasar mejor por el proceso:

  • Manejar mejor las emociones durante el diagnóstico y el tratamiento.
  • Mejorar el estado de ánimo, el bienestar y la calidad de vida.
  • Ayuda en la toma de decisiones y la comunicación familiar.
  • Recuperar la normalidad después del tratamiento.

La intervención psicológica en las unidades de cáncer de mama y sus resultados positivos y beneficiosos para las pacientes, están avaladas por numerosos estudios, que la consideran imprescindible por el impacto psíquico que sufren las mujeres ante el diagnostico de un nódulo benigno o no en la mama y que desencadena en la mayor parte de las pacientes, un proceso psicológico de “duelo oncológico” independientemente del estadio de la patología que cursen, produciéndoles desequilibrio anímico, emocional, familiar, etc.

 

El objetivo principal de la intervención psicológica es mejorar la calidad de vida de las pacientes con cáncer de mama, reducir su malestar emocional y dotarlas de estrategias de afrontamiento activas y adaptativas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir Chat
Whatsapp
¡¡Hola!!
¿en qué podemos ayudarte?