¿Qué es el ganglio centinela axilar?

Hace unos años cada vez que una mujer presentaba un cáncer de mama era imprescindible extirpar todos los ganglios linfáticos axilares del mismo lado para estudiar qué capacidad de enviar células fuera de la mama tenía el tumor.

Esto durante muchas décadas a provocado importantes molestias y complicaciones a largo plazo por la interrupción del drenaje linfático del brazo que se provocaba y el consiguiente “Linfedema”.

Además se vio que la gran mayoría de las mujeres operadas tenían todos los ganglios axilares libres de tumor.

Fue en la década de los 90 cuando algunos investigadores precisaron que todo el drenaje linfático de la mama pasaba por un primer filtro o nivel ganglionar axilar al que se llamó “Ganglio Centinela”.

Si esta estación ganglionar estaba libre de células tumorales, entonces el resto de ganglios axilares también lo estarían.

Así pues, a partir de 1997-98 en España, y en el 2000 en Málaga, en el Hospital Universitario virgen de la victoria, se empezó a validar la técnica que se llamó “Biopsia Selectiva de Ganglio Centinela”.

“Biopsia Selectiva de Ganglio Centinela” que consiste en localizar dicho nivel ganglionar (pueden ser uno varios ganglios, extirparlos) y analizarlos para ver si contienen células tumorales.

¿Cómo se localizan los ganglios centinelas?

Existen varios métodos y se pueden utilizar por separado o combinados.

Uno de los métodos usados son la detección mediante inyección de un colorante con especial afinidad por los ganglios linfáticos, el azul V patente sódico, que se inyecta periareolar en la mama justo en el momento de la intervención.

Dicho colorante tiñe los ganglios centinelas y son fácilmente identificados por el cirujano para su extirpación.

De igual modo, se puede inyectar una sustancia coloide marcada con un isotopo radiactivo ( tecnecio 99) el día antes o en el mismo día de la intervención que también nos permite identificar los ganglios centinelas, esta vez mediante una sonda que emite un sonido cuando detecta el tecnecio 99 y por tanto el ganglio que lo contiene.

Este último método precisa de la intervención del médico nuclear y de la realización de una Linfogammagrafia después de la inyección del coloide y antes de la intervención.

Ambos métodos se usan combinados o por separado con una gran seguridad para el paciente.

Una vez localizados los/el ganglio centinela se extirpa para su estudio histológico

¿A quiénes se les realiza la técnica de ganglio centinela?

La técnica de la Biopsia Selectiva de Ganglio Centinela se les realiza a aquellas mujeres que se van a intervenir de un cáncer de mama y que , de entrada, no existe evidencia de que en los ganglios axilares haya presencia evidente de células tumorales.

Para ello hay que realizar una ecografía axilar previa a la intervención quirúrgica la y si existe algún ganglio sospechoso hay que biopsiarlo.

Si todo resulta negativo la paciente será candidata a la realización de ganglio centinela.

Complicaciones de la extirpación del ganglio centinela

Como en cualquier intervención quirúrgica pueden existir complicaciones. Pero debido a lo simple y poco invasivo de la técnica son mínimas e infrecuentes.

Entre las posibles complicaciones tenemos: La infección del a herida quirúrgica, la aparición de un hematoma, la acumulación de líquido linfático (seroma), ligero linfedema, retracciones cicatriciales, alergia alguno de los componentes del método, molestias y sensación de tirantez axilar, etc.

Todos ellos mucho menos frecuentes e importantes que en la extirpación de todos los ganglios axilares también llamada Linfadenectomía axilar completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *